RIF: J-07555418-3


 

El Arte de Valorar

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Síguenos en:

Enlaces de Interés:


 


Tips

¿Cómo se hace una tasación de vivienda?

En primer lugar, se realiza una identificación física del inmueble, su localización, superficie, características y estado aparente, se comprueba que dicha información coincide con la documentación utilizada para realizar la tasación; luego, se comprueba el estado de ocupación y su uso o explotación, así como si está acogido a algún régimen de protección pública o del patrimonio arquitectónico; por último, se analiza la adecuación del inmueble al planeamiento urbanístico vigente. Además, el tasador debe tener a su disposición una certificación registral reciente, acreditativa de la titularidad y cargas del inmueble. En el caso de viviendas en edificios en régimen de propiedad horizontal (pisos), también se necesitan los estatutos de la comunidad y certificado del administrador sobre circunstancias que puedan afectar a su valor.

Métodos de Valoración

Existen varios métodos de tasación: el del coste, el de comparación, el de actualización de rentas y el residual, que permiten obtener el valor de mercado, el valor hipotecario y el valor de reemplazamiento. Cada método tiene unos requisitos de aplicabilidad y unas normas de valoración muy precisas y a veces complejas.

El método más usado para la tasación de un inmueble es el de comparación, cuyos requisitos fundamentales son la existencia en la zona de un mercado representativo, contar con suficientes datos sobre transacciones u ofertas homogéneas y actuales y disponer de información adecuada que posibilite la eliminación del factor especulación.

Para realizar el cálculo del valor por comparación se establecen las cualidades y características del inmueble tasado y se analiza el segmento de mercado comparable del que se obtiene información concreta de transacciones reales u ofertas en firme y sus precios. Entre ellas se selecciona una muestra lo más representativa posible, descartando aquellas ofertas que contengan elementos especulativos, para realizar la homogeinización de viviendas comparables con los criterios, coeficientes y/o ponderaciones que resulten adecuados para el inmueble de que se trate. Por último, se asigna el valor del inmueble, en función de los precios homogeneizados, que deberá ajustarse si existe una probabilidad elevada de pérdida de valor antes de un año, que dure al menos tres años.

Recomendaciones

Los expertos comprobarán lo primero la localización, superficie, características y estado de la vivienda. Posteriormente contrastarán la información obtenida en su visita con la documentación aportada para realizar la tasación

Está documentación es importante tenerla ya a la mano a fin de evitar pérdidas de tiempo, tenga a la mano el titulo de propiedad, acta de condominio o documento de parcelamiento.

Los servicios, recursos, accesos, población, etc. con los que cuente la zona donde este ubicada su inmueble son los que marcan el valor del metro cuadrado del mismo. Los peritos tasadores conocen muy bien su oficio, así que a la hora de recibir a uno no exagere, hable bien de su propiedad pero sin pasarse. Verifique el estado de la vivienda, anexos, ascensor, zonas comunes.

Tasar© 2010 Derechos Reservados | Diseño Web por DigiWrks